junio 28, 2019 Por Miradormundo 1

Lo que esconde Perth, la ciudad más remota del mundo en Australia

Compartir

Brisbane, Sídney, Melbourne, Adelaide… las principales ciudades australianas se emplazan en la costa este y sur del país, lejos de la vida salvaje que domina el interior. Y luego está Perth: lejos, lejísimos. Esta metrópoli de dos millones de habitantes, repleta de animadas playas y ocio nocturno, está a más de 2.000 kilómetros de su vecina urbana más cercana

La capital de Australia Occidental destaca por su conexión con variopintos entornos naturales además de brindar a los turistas una amabilidad y una cordialidad difícil de encontrar en los tiempos que corren. Una de las opciones más divertidas y cómodas para conocer Perth es subido a un segway, esa especie de patinete eléctrico con dos ruedas, apto hasta para las personas más torpes. Permite recorrer todos los rincones de Perth, incluyendo sus dos joyas verdes: Kings Park y el jardín botánico.

No menos interesante es respirar sus calles, comprar en la comercial King Street o comer en sus decenas de restaurantes, donde podrá probar la gastronomía autóctona, como la exótica carne de canguro, plato estrella y obligado.

Igual de recomendable es el puerto de Elizabeth Quay, que junto a su pintoresco puente se ha convertido en el emplazamiento más reconocido de todo Perth. Desde esta plataforma podrás descubrir el espectacular skyline de la ciudad, sobre todo cuando llega la hora del atardecer y sus rascacielos se muestran todavía más fotogénicos si cabe.

La oferta es variada e interesante, tanto en la propia ciudad como en sus inmediaciones. Además de la visita a la isla de Rottnest, destacamos cuatro escapadas que bien merecen una visita a las Antípodas.

Estatua de la feminista local Bessie Rischbieth con el ‘skyline’ de Perth al fondo. SHUTTERSTOCK

1. Parque de Caversham

Dedicado a la conservación de la vida salvaje australiana, esta reserva te permitirá conocer más de cerca el día a día de los animales típicos de este continente. Koalas, canguros, wombats… Además, podrás tanto darles de comer (está permitido bajo supervisión de los profesiones del parque) como fotografiarte con ellos. Entrada:18,5 euros.

2. De vinos en el río Swan

Toma un barco y pasea sobre las tranquilas aguas del río Swan, almuerzo y bebidas incluidas. A lo largo de esta excursión podrás contemplar la maravillosa flora y fauna que engalana el paisaje. Desde pelícanos hasta delfines. Tras poco más de hora y media de trayecto llegarás hasta las bodegas de Sandalford. Podrás verlas por dentro y disfrutar de una completa cata de vinos. Precio: 100 euros.

3. Acuario de récord

¿No querrás irte de Oceanía sin tener un cara a cara con un tiburón blanco? Dentro de este recinto acuático, donde viven más de 4.000 especies marinas, pasearás por túneles transparentes mientras observas cómo escualos, mantarrayas o enormes pulpos merodean a escasos metros de ti. No olvides la cámara.

4. Fremantle, de cine

Esta localidad se encuentra a apenas 30 minutos de Perth en coche. Pese a que pasear por sus calles te hará sentir dentro de un western de los años 50, su rincón más reconocido es su mercado, que lleva en pie desde 1897. En él, 150 tiendas en las que diseñadores, artesanos y mercaderes ofrecen desde alimentos frescos a ropa, pasando por souvenirs. Este agradable municipio portuario también es famoso por su delicioso marisco, que podrás degustar a lo largo del paseo marítimo.

Guía Práctica

Cómo llegar

Singapore Airlines (www.singaporeair.com), la mejor línea aérea del año, tiene vuelos directos de Barcelona a Sinpagur. Y desde allí, a Perth a desde 680 euros. Su clase Business es de las más premiadas.

Dónde dormir

The Westin Perth (www.marriott.com). Lujo, confort y ubicación ideal, en pleno centro de la ciudad. A partir de 150 euros la noche.

Más información

En la web www.experienceperth.com